El costo de un lugar de trabajo inseguro

Contar con una buena administración y cumplimiento en los procedimientos de seguridad puede impactar a las empresas en muchas formas, incluyendo algunos costos económicos como indemnizaciones laborales, enfrentar responsabilidades legales o reparar daños en equipo y propiedad. Cuando ocurren incidentes en el trabajo, es necesario cubrir pagos por indemnización y gastos médicos, pero esto solo es la punta del iceberg.


Hoy le compartimos nuestros hallazgos sobre lo costoso que resulta un lugar de trabajo inseguro y que las empresas en Estados Unidos pueden enfrentar.


De acuerdo con el Workplace Safety Index hecho por Liberty Mutual, en 2015 los empleadores pagaron más de $1 billón de dólares por semana en indemnizaciones por accidentes laborales. Por otro lado, National Safety Council estima que el costo promedio por indemnización es de $40,000.


El tipo de indemnización por accidente laboral más costosa fueron las lesiones causadas por choques vehiculares, con un promedio de $78,289. Después de esta categoría, siguen los costos relacionados con quemaduras, caídas y resbalones. Las indemnizaciones más costosas por naturaleza de lesión son las amputaciones, con un promedio de $98,126 por trabajador. Otros grandes costos están relacionados con fracturas y lesiones por dislocación.


Otros costos asociados con la falta de lineamientos de seguridad son las multas. Por ejemplo, el mes pasado se reportó el caso de una empresa especializada en el reciclaje de neumáticos. La empresa fue citada por la OSHA debido a graves faltas de salud y seguridad. El monto de las multas superó los $58,000.


Se identificaron múltiples irregularidades, las cuales incluyeron pilas de caucho de más de 20 pies de altura sin contar con medidas de protección en caso de colapsar, los empleados estaban altamente expuestos a ser golpeados contra algo y había un tractor cuya alarma de reversa no funcionaba.


Sin embargo, existen otros costos asociados pero que pueden ser “difíciles de ver”. Aunque los costos indirectos no se ven inmediatamente reflejados, su impacto puede afectar a las empresas en el largo plazo. De hecho, el National Safety Council estima que los costos indirectos son $2.12 por cada $1 generado en costos directos.


Estos costos indirectos incluyen pérdida de productividad, daños a la propiedad o equipo involucrado en el incidente de trabajo, contratar y entrenar a empleados temporales, retrasos en proyectos, realizar investigaciones del accidente e implementar medidas de corrección, daños a la reputación e imagen de la empresa, así como daño en la confianza de los empleados, clientes, accionistas, entre otras consecuencias más.


Contar con lineamientos de seguridad es esencial en todas las industrias, así como también tener las herramientas y recursos adecuados que agreguen valor a la seguridad de los empleados y del lugar de trabajo. De acuerdo con OSHA, cuando los empleadores implementan efectivamente sistemas de salud y seguridad, o realizan ajustes para mejorarlos, se pueden reducir significativamente lesiones laborales y reducir los costos asociados a estos incidentes.


Kwema ayuda a empresas a minimizar los riesgos y peligros potenciales que los empleados enfrentan diariamente en su trabajo al proveerles wearables de seguridad, los cuales activan un protocolo de emergencia, alertando a supervisores de seguridad o al 911. Nuestros dispositivos están diseñados para evitar obstáculos de adopción y costos de entrenamiento, ya que se colocan en algo que sus empleados ya usan.

Mira cómo Kwema está transformando la seguridad en el trabajo

 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published