La Nueva Normalidad: Imaginando un Nuevo Panorama de Amenazas

La nueva normalidad es un término que últimamente hemos escuchado en casi todas partes. Queda claro que la manera en que realizamos nuestras actividades diarias ha cambiado, incluyendo la manera en que se reanudará nuestra economía. Ahora, en vista de que cada vez más empleados regresan a su trabajo, para los empleadores esto representa un nuevo reto. Además, las empresas empiezan a cuestionarse sobre qué obligaciones, consideraciones o incentivos tendrán que brindarle a sus empleados con la finalidad de mantenerlos seguros.


El día de hoy, discutimos algunas consideraciones claves que los empleadores deben tomar en cuenta, ya sea que sus empleados regresen a trabajar o continúen trabajando desde casa.


Chequeos generales de salud

Las empresas tienen la responsabilidad de minimizar la transmisión del coronavirus en los lugares de trabajo. Los empleadores pueden asegurar un espacio de trabajo seguro al implementar procedimientos o chequeos de salud antes de que los empleados ingresen a las instalaciones de la empresas. Puede solicitarle a los empleados que tomen su propia temperatura antes de llegar al trabajo, o de otra forma, puede realizar los chequeos de rutina siguiendo las recomendaciones del CDC. Aunque los chequeos son una medida opcional, es buena idea contar con algún plan de respaldo en caso de que surjan nuevas actualizaciones sobre procedimientos de salud, dependiendo del estado en el que resida.


Evaluar prácticas de salud y seguridad en el trabajo

Regresar a la nueva normalidad requiere implementar mejoras en los protocolos de salud y seguridad existentes, incluso crear nuevos. Los empleadores no sólo son responsables de proveer recursos como gel antibacterial o equipo de protección, también deben educar a los empleados en llevar a cabo las prácticas de higiene pertinentes. Asegure un lugar de trabajo seguro para todos al alentar a sus empleados a lavarse las manos continuamente, así como también brindarles entrenamiento especializado en como vestir, usar y desechar adecuadamente el equipo de protección. 


Protección de la salud mental de los empleados

En estos día, debemos reconocer que la salud mental se ha convertido en una gran preocupación. Es normal que los empleados continúen presentando signos de ansiedad, estrés e incertidumbre después de haber estado en cuarentena por unos meses. Además, la manera en que los empleados lidian con estas emociones puede afectar su bienestar, a las personas que los rodean y su desempeño en el trabajo. Por esta razón, es muy importante que tanto los supervisores de seguridad y de RH reciban entrenamiento especial para detectar síntomas de estrés y ansiedad en los empleados. Puede leer nuestro blog Cómo lidiar con el estrés laboral durante la pandemia, el cual contiene tips de gran utilidad.


Invertir en el trabajo remoto

Hoy en día, un gran número de empleados trabajan de manera remota, y en vista de que esta situación aún es indefinida, trabajar desde casa ha pasado a formar parte de la nueva normalidad. La realidad es que esta migración de trabajo no ha sido fácil para todas las empresas. La falta de infraestructura, los ajustes repentinos en los horarios de trabajo y la potencial pérdida de productividad, son algunas dificultades a la hora de implementar el trabajo remoto. Pero invertir en ello no significa únicamente brindar una buena computadora. Significa que los empleadores tienen que brindar una guía clara de trabajo y comprometerse para garantizar una migración exitosa, además de un buen funcionamiento de las actividades del negocio. Hay muchas empresas que han brindado entrenamiento a sus empleados y gerentes en cómo trabajar desde casa efectivamente. Un ejemplo es Microsoft, que ha creado su propia guía para trabajar desde casa.


Inspecciones de seguridad en la casa de los empleados

De acuerdo con los estándares de OSHA, los empleadores tienen responsabilidades limitadas cuando se trata de la salud y seguridad de los empleados que trabajan en casa. Sin embargo, los accidentes pueden ocurrir mientras los empleados realizan sus actividades y serán considerados accidentes relacionados con el trabajo. 


Los empleadores pueden asegurar que los hogares de los empleados son lugares de trabajo seguros al solicitarles llenar un formulario que cumpla con los requisitos mínimos de seguridad o al realizar inspecciones por ellos mismos, si así lo prefieren. Piense en qué tipos de riesgos podrían enfrentar los empleados. Verifique que el área designada para trabajar es cómoda y segura al contar con equipo de oficina ergonómico y que cuente con suficiente ventilación e iluminación. Verifique que no hay cables de extensión expuestos. Evalúe si es necesario realizar alguna instalación, como de extinguidores o detectores de humo. Por ejemplo, Google mencionó que le permitirá a sus empleados gastar hasta $1,000 para necesidades de trabajo en casa, como sillas ergonómicas y escritorios.


Mantener la comunicación

Para algunos empleados, trabajar desde casa se ha convertido en un sueño por todas las comodidades que implica. Pero la realidad es que no todas las personas se adaptan de la misma manera. Algunos empleados necesitan más motivación, apoyo e interacción. PwC recomienda mantener una comunicación constante entre los empleados organizando juntas o coffee breaks virtuales y mantener a sus empleados actualizados ante la situación de la empresa. El objetivo principal es tratar de buscar formas creativas para comunicarse, creando una atmósfera transparente, productiva y segura. 


Kwema es una empresa que ayuda a mitigar situaciones de riesgo que los empleados enfrentan diariamente en su lugar de trabajo a través de wearables que activan un protocolo de emergencia. Nuestra tecnología está diseñada para evitar obstáculos en su adopción y costos de entrenamiento, ya que se coloca en dispositivos que los empleados ya usan. 



Foto de August de Richelieu de Pexels

nueva normalidad covid

nueva normalidad coronavirus

lineamientos para la nueva normalidad

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published