¿Debería alentar a mis empleados a usar cubrebocas?

Al inicio de la pandemia, la OMS recomendó limitar el uso de cubrebocas exclusivamente  para el personal de la salud y los enfermos. Pero a medida que los investigadores estudiaban la propagación y transmisión del COVID-19, podemos decir que ahora el uso del cubrebocas se ha convertido en una responsabilidad social.


Conforme otros estados empezaron a reactivar su economía, los empleadores se han enfrentado ante diferentes retos y cuestionamientos relacionados con determinar la mejor manera de regresar al trabajo, incluyendo si es necesario proveer cubrebocas a sus empleados.


¿Es obligatorio el uso de cubrebocas en el trabajo?

De acuerdo con los estándares de PPE de OSHA, los cubrebocas no son considerados como PPE, así que no están destinados a usarse como medida de protección para lesiones ocupacionales. Por lo tanto, no se requiere que los empleadores proporcionen cubrebocas a sus empleados.


Sin embargo, las recomendaciones del CDC mencionan el uso de cubrebocas en espacios públicos como medida de prevención para reducir la propagación del COVID-19. Tomando esto en cuenta, OSHA recomienda a los empleadores a alentar a sus empleados a utilizar cubrebocas, así como determinar su uso es conveniente basado en las condiciones del trabajo.


Además, muchos estados del país han recomendado e incluso impuesto que los empleadores proveen cubrebocas a sus trabajadores. Por ejemplo, en Alabama las empresas están obligadas a brindar cubrebocas a empleados en restaurantes, gimnasios y personal de servicios. En California, el uso de cubrebocas es obligatorio en empleados cuyas actividades se llevan a cabo en áreas comunes como pasillos y elevadores.


La importancia de usar cubrebocas

La razón principal del uso de cubrebocas es que funciona como una barrera física que ayuda a prevenir la propagación del virus al reducir la liberación de gotitas respiratorias que viajan en el aire. Además, recientes investigaciones indican que su uso es esencial debido a los altos índices de transmisión por personas asintomáticas.


Por ejemplo, el CDC ha informado sobre un caso en un salón de belleza en Missouri, en el cual dos estilistas resultaron positivo a COVID-19 y trabajaron directamente con 139 clientes. Todos usaron cubrebocas y ningún cliente que accedió a realizarse la prueba reportó síntomas. Estos resultados indican que el uso correcto y consistente del cubrebocas reduce la transmisión del virus, especialmente en lugares donde no es posible mantener el distanciamiento social.


Consideraciones

Ya sea que en su trabajo sea requerido que los empleados usen cubrebocas o no, creemos que los empleadores deberán alentar su uso como medida de protección con el fin de mantener un lugar de trabajo sano y seguro. Sin embargo, es importante recalcar que el uso de cubrebocas tiene que ser complementado con otras medidas de seguridad, como el lavado de manos y el distanciamiento social.


Hemos preparado algunas consideraciones para ayudarle a alentar a sus empleados a usar cubrebocas en el trabajo:

Eduque a sus empleados. Enseñe a su equipo de trabajo cómo usar y cómo desechar un cubrebocas correctamente. Si utiliza cubrebocas o caretas reutilizables, brinde los recursos necesarios para que sus empleados sepan cómo limpiarlos o lavarlos. También puede alentarlos a que hagan sus propios cubrebocas.

Evalúe el ambiente y las condiciones de sus empleados. Algunos trabajadores pueden tener dificultades para usar cubrebocas debido a las altas temperaturas en las que trabajan, por lo que pueden presentar dificultades para respirar e incluso llegar a contaminarse con químicos. Por otro lado, hay personas que por su condición médica no es recomendable que usen cubrebocas. Si estos no son apropiados, puede proporcionar PPE como caretas o hablar con sus trabajadores para establecer una solución.

Sea el ejemplo. Una buena manera de alentar a sus empleados a usar cubrebocas es siendo el ejemplo. Tome la iniciativa y demuéstrales que está verdaderamente comprometido con su salud y seguridad. Recuerde que las acciones dicen más que las palabras.


Kwema construye comunidades más seguras al proveer wearables de seguridad a empleados que están expuestos a riesgos y peligros potenciales en su trabajo. Nuestros dispositivos activan un protocolo de emergencia, alertando a supervisores de seguridad o al 911, además de que están diseñados para evitar obstáculos de adopción y costos de entrenamiento.

Mira cómo Kwema está transformando la seguridad en el trabajo

 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published