¿Realmente se pueden prevenir todos los incidentes de trabajo?

La semana pasada, le pedimos a un grupo de profesionistas compartir con nosotros sobre qué tipo de incidentes no prevenibles habían experimentado en su trabajo. A decir verdad, nos sorprendió la variedad de experiencias que nos comentaron y también pudimos identificar opiniones divididas.


Muchos están de acuerdo en que todos los incidentes de trabajo son prevenibles si se manejan bien desde un inicio. Es decir, si se sabe la causa de un accidente o daño, entonces hay maneras para evitarlo. Por otro lado, otros están de acuerdo en que algunos incidentes de trabajo ocurren de manera inesperada, por lo que es difícil prevenirlos.


En este blog, identificamos tres tipos de incidentes que los profesionales de la seguridad nunca imaginaron que pudieran suceder en su trabajo.


Actos de violencia y ataque de animales

Algunos profesionistas han experimentado incidentes relacionados con ataques de animales y mordeduras de insectos. Por ejemplo, un profesional dijo que en una ocasión, un empleado se rompió la espalda después de que un mapache saltó de un vehículo, lo que provocó que el empleado se asustara y cayera al suelo. Otros mencionaron que actos de violencia como asaltos y robos sucedieron inesperadamente, sobre todo en tiendas departamentales.


De hecho, el U.S. Bureau of Labor Statistics menciona que la violencia y otras lesiones causadas por personas y animales es la cuarta causa más común de lesiones no fatales en el trabajo. Las estadísticas indican que aproximadamente ocurren 8 incidentes de este tipo por cada 10,000 trabajadores de tiempo completo.


Desastres naturales

Daños causados por desastres naturales como terremotos, inundaciones, huracanes y temperaturas extremas, pueden ocasionar un gran impacto a las operaciones, en la salud y la seguridad de una empresa. Cuando estos eventos ocurren, los empleados están expuestos a diferentes peligros, incluidos daños físicos y psicológicos.


Muchos profesionales compartieron su experiencia en cómo los desastres naturales habían puesto en riesgo a sus empleados durante el trabajo. Por ejemplo, uno de ellos mencionó que un tornado elevó un camión en el que se encontraban cuatro trabajadores en su interior. Otros dijeron que debido a las heladas extremas, algunos empleados sufren caídas debido a superficies resbalosas, lo que llega a resultar en fracturas.


Choques y colisiones

Choques sufridos en camiones, automóviles o camionetas, han sido otros incidentes inesperados que los profesionales han experimentado. Desafortunadamente, en la mayoría de los casos los empleados resultaron gravemente heridos y otros perdieron la vida.


De acuerdo con el CDC, los choques automovilísticos son la principal causa de muertes relacionadas con el trabajo en Estados Unidos. En 2017, 1299 trabajadores estadounidenses murieron durante un choque relacionado con sus actividades laborales, lo que representa el 25% de muertes relacionadas con el trabajo. 


Después de haber revisado estas experiencias, podemos decir que hay situaciones que, dada su naturaleza, podrían considerarse incidentes de trabajo no prevenibles. Aunque no son comunes, la posibilidad de experimentar alguno de estos incidentes existe. Por esta razón, creemos que las empresas pueden estar mejor preparadas en el momento de manejar este tipo de situaciones, ya sea durante y después de la emergencia para reducir la exposición a riesgos potenciales que pueden sufrir los empleados y minimizar sus consecuencias.


Kwema ayuda a empresas a mejorar su plan de respuesta ante cualquier emergencia por  medio de wearables de seguridad. Con ellos, los empleados pueden activar un protocolo de emergencia alertando a supervisores de seguridad o al 911. Además, nuestros dispositivos están diseñados para evitar obstáculos de adopción y costos de entrenamiento.

Mira cómo Kwema está transformando la seguridad en el trabajo

Foto de Pixabay en Pexels

 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published